TOTALITARISMO TRAGA CIVILISMO

miércoles, 25 de noviembre de 2009

En la escuela recibiendo preparación Militar


Por: Alejandro Cabrera Cruz Periodista Independiente

El gobierno cubano, ha comenzado un programa para la educación cívica en Cuba. “Tan tarde a llegado el sombrero que no ha encontrado cabeza” comentan los cubanos al oír ‘’el descubrimiento del agua tibia” dado a conocer por el Presidente de la Asamblea Nacional de Poder Popular Ricardo Alarcón, en la sesión constitutiva de la Comisión de Educación de ese Órgano de Gobierno.

Medio siglo de poder, no ha sido suficiente a los gobernantes cubanos para percatarse de que la educación en Cuba, al igual que la cultura y la salud no es más que una fachada donde al final ocurre como el madero devorado por el comején, tiene apariencias ficticias, hasta que se le pone el dedo encima.

“El programa de Educación Cívica, según el jefe del Parlamento cubano, se propone evacuar el conocimiento total de muchos temas, incluyendo el funcionamiento de la Asamblea Nacional”.

La disciplina social a llegado a su clímax; romper los teléfonos públicos echándoles cualquier tipo objeto que descontrole su funcionamiento automático, pican los cables, dejan desconectado el auricular y en muchas ocasiones golpean la estructura del teléfono con piedras y otros objetos destructores. Con el público ocurre lo mismo, cortan los asientos, rayan la pintura y fuerzan las ventanillas para subir por ellas y no pagar el pasaje. Rompen los vasos en las cafeterías, echan los escombros y la basura en las calles, destruyen las paradas de los ómnibus, tiran botellas de cristal contra las calles, molestando con el ruido de la explosión y con los vidrios que dejan regados.

La población comenta ‘’que un plan como él propone el presidente de la Asamblea Nacional, no resuelve el resquebrajamiento cívico, generado por el propio sistema imperante por más de cinco décadas de una genealogía a otra de las que se han formado después de 1959.

La chabacanería; las vulgaridades y las manifestaciones contra natura, son divulgadas por medios de comunicación que controla en absoluto el sistema imperante. Los maestros y padres, en un gran porciento, se dirigen a los niños en un lenguaje inapropiado como son, acere, que volad, y otras muchas repetidas también en la Televisión.

Es común ver en cualquier lugar de la Ciudad, un hombre sin camisas y oír en boca de un niño, una joven o un joven cualquier tipo de palabra que antes y en cualquier parte del mundo hoy se llaman palabras obscenas, porque ofenden el pudor social. No hay autoridad, ni a padres que corrijan, sino que repiten. Parodiando el viejo tango;… esto se aprende en la calle, en la cantina, en la escuela y en el hogar.

Por otro lado en las escuelas, en ocasión de ampliar horarios para impartir Educación Cívica, se estilan clases Militares, preparando a los alumnos para un ficticia guerra del Gobierno de los Estados Unidos.


En la escuela recibiendo preparación Militar

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
 

Labels