SON DERECHOS POR QUE SON HUMANOS

sábado, 5 de diciembre de 2009

SON DERECHOS POR QUE SON HUMANOS


Por: Alejandro Cabrera Cruz Periodista Independiente

Son demasiadas las connotaciones negativas con las que vamos asociando a esta gran Isla y a un pueblo que trata de salir de uno de los mayores totalitarismos de la historia. Sufridos desde 1959 al triunfar el sistema, pese a ello son todavía escasos los textos escritos por especialistas que han vivido y han tratado de entender la realidad de Cuba, más allá de unos cuantos tópicos o prejuicios.



Como todo el mundo sabe que una de las armas más efectivas para obnubilar y subyugar a poblaciones enteras es la mentira y la censura. No podemos hacernos tácitos culpables y víctimas de los atropellos.

En Cuba, cada día se levantan defensores de los Derechos Humanos, estos reciben el respaldo del pueblo, quien reconoce que ellos perseveran bajo la intimidación de la policía política. Ha crecido la admiración del pueblo, creció el respeto, y creció la solidaridad, los alientan en toda la Isla.

Es habitual el sentido de culpabilidad que el gobierno de la Habana otorga a ciudadanos con éticas morales reconocidas por todos y que han decidido manifestar su lucha por los Derechos Humanos y ser protagonistas de su propia historia, y luchar contra la injusticia y la opresión.

No hay ninguna novedad en esto, después de 50 años del triunfo del sistema, en mantener una acusación perpetua para así acusar a hombres que sólo desean la libertad de su pueblo oprimido, siendo este su único afán, restituir los derechos fundamentales del hombre. Para muchos cubanos los defensores de los Derechos Humanos son un símbolo de la libertad, de la defensa de los derechos elementales. Ellos son muy valientes y pagan un precio muy, pero muy caro por la libertad.

A pesar de ser una lucha humana, encaminada a preservar la paz mundial con la dignidad y la igualdad inherentes a todos los seres humanos, son amenazados por parte del gobierno, no sólo con aviesa intención de amedrentar, sino de encarcelar a los activistas de Derechos Humanos que defienden la libertad. Se violan los derechos como métodos de represión con el fin de doblegar la voluntad de la población, no existen los derechos políticos, por lo que todos somos tratados por igual, ni importa la magnitud pacífica.

Estos hechos evidencian el terror que es capaz de imponer el sistema comunista, y se siente la consecuencia del terror y la opresión, bajo un estado sin derechos.

Este es un sentimiento que impulsa a miles de cubanos a arriesgar su vida y su libertad física, consagrándose a la lucha por el respeto a los Derechos Humanos.

El gobierno de la Habana condiciona la libertad de expresión a los fines de la sociedad socialista, de igual forma el gobierno se ampara en una tiranía legal. La libertad no está respetada por las leyes de la república, pero es que Hitler y Franco también tenían sus leyes y constituciones y decían que estaban en un estado de derecho, y en forma despiadada utilizaban la ley y la constitución para patear los Derechos Humanos.

No hay Estado de Derechos mientras no se respete las garantías ciudadanas. Nos estamos apartando cada vez más de los estándares mundiales en materia de Derechos Humanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Labels