UN GOBIERNO EN CAIDA DOBLE

viernes, 11 de febrero de 2011

UN GOBIERNO EN CAIDA DOBLE

 
Por: Alejandro Cabrera Cruz             
Periodista Independiente
 
Camagueypress.11FEB2011. Los hermanos Castros han faltado a la verdad con ánimo de ocultar a los cubanos la realidad de la situación económica. La confianza que depositaba el pueblo en el gobernante a los primeros años al triunfo del sistema es un elemento esencial del momento. La gente sabe ya que todos los planes sin adoptar las medidas imprescindibles para fortalecer la economía cubana es un fracaso a la vista del pueblo. Es consciente también que existen dificultades objetivas y de que la solución de algunos problemas, entre ellos, el precio de los alimentos y los bienes de primera necesidad exige cada día más ofertas.
Lo que resulta intolerable para una sociedad es el engaño deliberado con fines oportunistas. A su vez, el gobierno de la Habana con una postura pasiva y distante a la realidad del pueblo, provoca cierta irritación y se traduce en un notable descenso del poder. El gobierno aún no ha resulto a tiempo sus problemas internos y desarrolla ahora planes en busca de resortes capitalistas que empieza a calar en la opinión pública.
Es significativo del fracaso del sistema comunista e incoherente que carece de proyectos sólidos para mejorar el bienestar del pueblo trabajador. La causa no es la crisis en sí misma, sino la percepción social de que el régimen hace trampas con las palabras y los hechos, lo que justifica este deterioro acelerado. La sociedad cubana no se puede permitir más un Gobierno débil y sustentado  a los vaivenes de las mentiras.
Es un batacazo en todos los intentos que ya tienen más de 5 décadas para demostrar la existencia de un proyecto que nunca llega a mejorar a los ciudadanos, todo lo contario, cada día el pueblo ve los proyectos que sólo sirven para prolongar el engaño y el afán de poder.
Cuba afronta una crisis económica importante, y no existe el Estado de Derechos, es una de las razones por la cual no puede hacer frente a los desafíos que exigen una defensa activa y eficaz, pues la Constitución te ofrece derechos por un lado, y por el otro lo descalifica.
Por eso, ha llegado la hora de decir la verdad a los ciudadanos y de ofrecer soluciones de cambios, aunque, “vistos los antecedentes” es ilusorio que los hermanos Castros estén en condiciones de aportar lo que la sociedad exige en una coyuntura tan difícil en el plano político y económico.
Es hora, que los movimientos prodemocráticos en la isla se pongan los pantalones junto al pueblo para poner fin al régimen y restaurar la democracia en Cuba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
 

Labels