DEPORTE CUBANO AL DÍA

miércoles, 20 de abril de 2011

DEPORTE CUBANO AL DÍA
 
 
 Camagüeypress. 18 ABR 2011. Cuando salgan estas líneas, ya habrá terminado la Serie  de Oro de la pelota cubana. En estos 50 años de duro bregar se han desarrollado miles de atletas, muchos de ellos extraclases que después de terminar su carrera deportiva se ven en la más absoluta miseria y en muchas ocasiones no tienen un techo digno donde vivir.
 
Uno puede ver como los grandes atletas del momento se esfuerzan al máximo para mostrar sus cualidades indiscutibles, defendiendo la camiseta de su equipo hasta la última jugada, con el pensamiento puesto en militar en el selecto grupo del equipo Cuba. Unos para representar su querida patria en la arena internacional y otros, la gran mayoría de esos peloteros, sacan sus propias cuentas y prefieren quedarse en distintos países, para en un futuro mediato engrosar las grandes ligas, ya en esta era de la Internet. No se puede ocultar, por más que lo quiera el gobierno, que José Ariel Contreras, pícher pinareño, firmó con los Yankees por 34 millones de dólares. Que Alexei Ramírez, otro pinareño, recibió 45 millones de parte de las medias blancas y que un muchacho como Dayán Viciedo fue premiado con 11 millones por este mismo equipo.
 
Contra estos números y realidades no puede ninguna ideología. En épocas pasadas sonaron nombres en grandes ligas de los cubanos Livan y Orlando “el Duque” Hernández, Rolando Arroyo, René Arocha, en años más recientes se produjeron deserciones e ingresos en grandes ligas de José Ariel, Kendry Morales, Yunel Escobar y Yuniesky Betancourt.
 
Después ha sido una explosión en deserciones de peloteros cubanos como los casos de Yasser Gómez, Yadel Martí, Juan Yasser Serrano, Yuniesky Maya, Leslie Anderson, Aroldis Chapman y otros todos perteneces a equipos de grandes ligas o sucursales de estas. E incluso hasta un juvenil José Iglesia logró un pacto de 8,2 millones de dólares con los medias rojas de Boston.
 
Esta tendencia será irreversible en Cuba mientras  no cambien las condiciones actuales.
 
Los peloteros cubanos tienen las mismas necesidades que el resto de la población. Ellos no se pueden catalogar de traidores, sino han visto el éxito de los que han triunfado y también quieren ser remunerados justamente en base a su talento y rendimiento.
 
No me sorprendería que en este año muchos de los buenos peloteros deserten para poder llegar al sueño dorado.

1 comentarios:

Odalis Sanchez dijo...

Creo que todo el mundo tiene el derecho a ir alli a donde mejor le parezca o a donde mejor pueda lograr sus suenos. Castro piensa erroneamente que es el dueno de los cubanos. Con cualquier gobierno, los estados unidos siempre va a pagar mejor a los atletas mas destacados, pero si en cuba huiese libertad y los atletas tubiesen la oportunidad de una vida mas "digna" quizas algunos se quedaran en cuba, o salieran por un tiempo para despues regresar. El caso es que ningun gobierno tiene el derecho de retener a las personas contra su voluntad, castro a convertido a la isla de cuba en una carcel.

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Labels